Un legado de bondad

Jerry Trolz • Lo Bueno de Goshen

¿Cómo se deja un legado? En Goshen, es por medio de la bondad.

Jerry Trolz es uno de esos que construyen un legado así. Jerry, por largos años el anterior dueño y presidente de Goshen Stamping Co., una de las firmas industriales privadas más antiguas de la ciudad (sin dejar de mencionar, del condado y del estado) y la primera en recibir, en el 2004, el Galardón de legado de la cámara de comercio de Goshen. El galardón fue creado para rendir tributo a los empresarios que lideran sus compañías con integridad y bondad.

“El galardón no se entrega todos los años”, dice el presidente de la cámara de comercio de Goshen, David Daugherty. “Se entrega luego de mucha deliberación, para rendir homenaje a personas que actúan a favor del bien común de la comunidad, no porque se les pide que lo hagan, no porque se espera de ellos, sino por el tipo de persona que son”.

Con base en las convicciones de Jerry, el decir que merecía el galardón sería una inmensa subestimación. Veamos, como ejemplo, su consigna personal.

“El servicio es el alquiler que pagamos a cambio de estar aquí en la Tierra”, dice Jerry, un hombre humilde de mirada bondadosa, a inicios de sus 80 años. “Lo creo, realmente lo creo”.

La naturaleza altruista de Jerry germinó siendo niño, cuando observaba las interacciones de sus padres con sus vecinos en su granja en Michigan.

“En la época de los caballos, si uno veía humo a la distancia y sabía que alguien estaba en dificultadas, uno le ponía las riendas y galopaba hacia allá”. dice Jerry. “Sencillmente eso era lo que se hacía. Eso fue lo que me enseñaron mis padres”.

Cuando Jerry era adolescente, su madre empezó a ser voluntaria en un asilo para veteranos de guerra en Battle Creek, a hora y media de distancia de su granja en Manchester. Según Jerry, un viaje tan lejano en aquellos tiempos no era nada fácil.

“Al principio, pensaba para mis adentros, ¿‘Para qué está haciendo todo esto’? Tenía que existir algún tipo de recompensa”, dice Jerry. “Luego descubrí que, bueno, para ella había recompensa”.

¿SABÍA QUE…?

Recientemente, Goshen Stamping fue incorporado en el Salón de la fama de fabricantes de Indiana por su servicio a la comunidad. Es la única empresa reconocida en Indiana del norte.

Ganadores anteriores del Galardón del legado

Jerry Trolz

David Pottinger

Allan Kauffman

David Daugherty

No se trata de lo que hace, sino de cómo lo hace

Luego de obtener su bachillerato con énfasis en negocios y subénfasis en psicología de Western Michigan University, seguido por una temporada breve en el ejército, Jerry empezó a escalar la escalera corporativa como profesional en recursos humanos. Su primer empleo fue en el departamento de una compañía con sede en Jackson, llamada Mechanical Products. Pronto, estaba supervisando a tres personas. Luego, un día, el director de personal le llegó a informar que se iba y que quería que Jerry tomara su puesto.

“Fue perfecto cómo se dio”, dice Jerry. “Creo que fue inusual”.

Luego de siete años ahí, Jerry obtuvo un puesto en Goshen, negociando contratos de sindicatos en el departamento de recursos humanos de una compañía de estampado automotriz llamada Anderson Bowling.

“El el año 1966, contraté a 600 personas en seis meses”, dice Jerry.

Sin embargo, la compañía sufrío considerables pruebas y tribulaciones, y luego de siete años e innumerables gerentes de planta, el colega de Jerry fue despedido.

Jerry le ayudó a su amigo y compañero de trabajo de muchos años a conseguir un puesto en una fábrica de pequeñas piezas para escaleras llamada Goshen Stamping Co. Su colega estuvo ahí cuatro años antes de llamar a Jerry para invitarlo a unírsele ahí.

“En ese tiempo solo tenían 45 personas trabajando ahí; estaban batallando”, dice Jerry, quien en ese momento ejercía como vicepresidente de servicios administrativos.

Pero con el paso del tiempo, la compañía empezó a crecer y expandirse. Pronto, el gerente general que se estaba pensionando, invitó a Jerry y a su compañero laboral de tantos años, a hacerse cargo. Por más de una década, lideraron la compañía en conjunto. Luego, cuando ese colega se pensionó en 1990, Jerry le compró su mitad de la empresa.

Aún siendo el dueño de una de las empresas más exitosas de Goshen, Jerry nunca ha sido impulsado por las ganancias o por el crecimiento, ni aún por la longevidad corporativa. De modo muy particular, su motivación es un deseo innato de hacerle justicia a las personas que le rodean.

“Nunca me creí capaz de dirigir un negocio”, dice Jerry. “No cuento con una inteligencia desbordante; eso lo he sabido por mucho tiempo. Pero trabajé arduamente y con sentido común. Creo que puedo atribuir mi éxito a las personas que me rodean. La clave del éxito está en el cuidar a las personas”.

Hacer lo correcto no es de sentido común para todos – pero para Jerry sí lo es. Por asunto de principios, este hombre nunca llega tarde. A sus clientes les llama “amigos”, y si uno de ellos llama con alguna preocupación, hará hasta lo imposible por resolverlo. Durante la recesión, Jerry mantuvo en planilla a los empleados que tuvo que despedir, para que no perdieran su cobertura médica.

“Siempre he sido muy consciente de los sentimientos de las personas”, dice Jerry. “No es una filosofía absolutamente optimista. Simplemente me pongo en su lugar y me pregunto qué estarán pensando”.

“Después de todo”, dice Jerry, “Es cuando están por los suelos que las personas más necesitan su ayuda”.

El verdadero significado de un legado

Al ser un propietario de empresa de muchos años en Goshen, Jerry cree en la importancia del servicio a la comunidad. Ha sido miembro de Goshen Kiwanis Club por 47 años, ha ejercido como presidente de de Greater Goshen Association por 20 años, y fue presidente de la cámara de comercio de Goshen por dos años.

Es posible que en cualquier otra ciudad, la bondad de Jerry sería pasada por alto en el mundo acelerado de los negocios. Pero a los ojos de muchos de los líderes empresarios de Goshen, su compromiso con el servicio merece veneración.

“Mi padre biológico se ausentó de mi vida hace mucho”, escribió Vince Turner, el gerente regional de Mutual Bank, en un artículo de opinión en el periódico The Elkhart Truth. Jerry Trolz ha ayudado a llenar ese vacío. Y sé que no soy el único. Hay hombres como Jerry Trolz que han sentado unas fuertes bases en Goshen y a través del condado de Elkhart. Algunos nacieron y crecieron acá y heredaron las empresas de sus familias. Otros, como Jerry, emigraron acá y se sumaron a la tradición de la comunidad. Trabajaron arduamente. Sirvieron. Están empezando a avanzar, pasándole la batuta del liderazgo a las nuevas generaciones”.

El servicio a la comunidad es otra virtud que según Jerry, simplemente es de sentido común.

“Si uno no se hace presente para su comunidad, ¿quién lo hará”? Dice Jerry. “Uno tiene que hacerse responsable. La comunidad es de uno. Uno está aquí, tiene que sentir orgullo y sentirse partícipe de lo que sucede. Eso es lo que hace que una comunidad sea exitosa. Dicen que se cosecha lo que se siembra”.

Jerry dice considerarse afortunado de haber vivido y trabajado en un comunidad que ha hecho exactamente eso por tantos años.

“Las personas aquí se tratan bien unos a otros”, dice. “Para mí ha sido una bendición”.

Ahora, a los 80 y semipensionado, Jerry sigue yendo a la oficina de Goshen Stamping cada lunes en la mañana. Pasa todo el tiempo que puede con su esposa, Bárbara. Ocasionalmente, juega golf. Y tres días a la semana, se reúne con su amigo Tom en el mostrador de Olympia Candy Kitchen. “Tom y Jerry”, dice con una risa. Hablan sobre negocios y sobre los acontecimientos de actualidad. “La pasamos bien”, dice Jerry.

A pesar de que su horario es un poco más ligero ahora, el lema de vida de Jerry se ha mantenido como su norte a través de todos estos años.

“Ni me imaginaba que lo que hacían mis padres me iba a contagiar. Pero tengo tanta más riqueza a causa de ello. Tanta riqueza más por haberlo hecho”.

Jerry Trolz • Lo bueno de Goshen

“El servicio es el alquiler que pagamos a cambio de estar aquí en la Tierra.”

Jerry Trolz • Lo bueno de Goshen

“Creo que puedo atribuir mi éxito a las personas que me rodean. La clave del éxito está en el cuidar a las personas.”

Jerry Trolz • Lo bueno de Goshen

“Si uno no se hace presente para su comunidad, ¿quién lo hará? Uno tiene que hacerse responsable. La comunidad es de uno.”

Redacción y edición de Lo bueno de Goshen • Liz Shenk
Fotografía de Lo bueno de Goshen • Ashley Ganger y Liz Shenk
Traducción • Susana Cabezas

¿Tiene una historia que quiere contar?

¿Tiene una historia sobre alguien que contribuye al bien mayor de Goshen? ¡Lo invitamos a compartirla!

Cuéntenos su historia