Poniendo al estudiante en el asiento del conductor de la educación

Cómo el aprendizaje expedicionario está transformando el salón de clase norteamericano

 

Sarah Metzler – Lo Bueno de Goshen

     

Cuando Sarah Kingsley Metzler (graduada de Goshen College en 1998) trabajaba en un distrito escolar de Boulder, Colorado, empezó a imaginar cómo ella creía que debía ser una escuela: un lugar en el que los estudiantes están activamente involucrados en su propio aprendizaje, donde no tienen temor de intentar algo nuevo a pesar de que podrían fracasar, y donde se les anima a ser constantemente curiosos.

Pronto, se enteró de un programa escolar completo que acogía lo que ella visualizaba, titulado: “aprendizaje expedicionario”. Ahora, ella está ayudando a traer este cambio innovador de currículo a Goshen.

“Hay un gozo en ese sitio de descubrimiento y curiosidad y al tener una participación activa en su propio aprendizaje”, explicó Sarah. “Una vez que todos los engranajes están en movimiento, creo que veremos una alegría distinta del aprendizaje para los estudiantes – y para el personal, también”.

Sarah se puso en contacto con la Alianza de educación horizonte: Horizon Education Alliance, (un grupo local que está trabajando para hacer del condado de Elkhart un sitio donde se puede obtener una educación de primera categoría) que además estaba empezando a investigar sobre el aprendizaje expedicionario. Horizon empezó a discutir la idea con Goshen Community Schools, de realizar la transición de una escuela al aprendizaje expedicionario.

Las escuelas de Goshen decidieron introducir el programa en la escuela primaria Chamberlain Elementary, donde Sarah ahora trabaja.

Chamberlain no va a ser, formalmente, parte de la red de aprendizaje expedicionario hasta diciembre del 2014 o enero del 2015, pero estamos preparándonos para la transición.

El aprendizaje expedicionario cumple con 10 principios de designio que incluyen: 1) la primacía del auto-descubrimiento, 2) el tener ideas maravillosas, 3) la responsabilidad del aprendizaje, 4) la empatía y la sensibilidad, 5) el éxito y el fracaso, que permite a las escuela “seguir construyendo en los estudiantes la confianza de arriesgarse”, 6) la colaboración y la competencia, 7) la diversidad y la inclusión, 8) el mundo natural, 9) la soledad para reflexionar, y 10) el servicio y la compasión.

“Esto es algo que Goshen hace bien”, dijo Sarah, refiriéndose a los principios de servicio y compasión, “y parece calzar maravillosamente bien”.

En este momento, Sarah está trabajando para fortalecer la colaboración entre Chamberlain y los oficiales del aprendizaje expedicionario que ayudan a crear un programa que calce con las características demográficas y el ambiente de cada escuela.

Aunque tendrán que pasar unos cuantos años antes de que la escuela sea una escuela de aprendizaje completamente expedicionario, Chamberlain ha puesto en práctica algunos de los elementos, incluyendo el “período de tripulación”, que es media hora cada día dedicada a conversar sobre temas como la creación del espíritu de equipo y la responsabilidad.

“Este es un concepto muy típico del aprendizaje expedicionario: que somos tripulación, no pasajeros”, explicó ella. “Si somos pasajeros, no estamos activamente involucrados, estamos de espectadores, fallándole a nuestro equipo. Cuando somos los tripulantes, nos responsabilizamos de nuestras acciones y trabajamos unidos para apoyarnos unos a otros, logrando así, más de lo que nos imaginábamos que era posible. Con el paso del tiempo, este espíritu de ‘tripulación’ debe impregnar todo el día escolar”.

Aunque su trabajo en Colorado no se relacionaba directamente con este tipo de enseñanza, sí enfatizaba el que los estudiantes asumieran su propio aprendizaje.

“Los cambios que vi con poblaciones muy complicadas en el distrito, fueron muy poderosos, y estaba muy, muy emocionada por las expectativas de lo que estaba sucediendo a favor los estudiantes cuando ellos se adueñaban de su educación y emprendían su propio aprendizaje”, dijo ella. Las escuelas de aprendizaje expedicionario exitosas visualizan la integración de lo académico, el desarrollo del carácter y el trabajo de alta calidad como componentes entrelazados. “Cuando todos estos aspectos están acomodados, los estudiantes tienen la oportunidad de convertirse en líderes de su propio aprendizaje”.

“Realmente espero ver que ideas como éstas se difundan a lo largo de Goshen Community Schools”, dijo. “Goshen ha sido muy valiente y espero que sigan avanzando, inspirando a los estudiantes a aprender más allá que el sólo hecho de conocer lo que está en los libros”.

“ Al colocar a los estudiantes en el asiento del conductor de su propia educación”, observó ella, “se cambian las reglas del juego”.

Sarah Metzler • Lo Bueno de Goshen

“Al colocar a los estudiantes en el asiento del conductor de su propia educación se cambian las reglas del juego.”

Sarah Metzler • Lo Bueno de Goshen

“Esto es algo que Goshen hace bien”, dijo Sarah, refiriéndose a los principios de servicio y compasión, “y parece calzar maravillosamente bien.”

Sarah Metzler • Lo Bueno de Goshen

“Hay un gozo en ese sitio de descubrimiento y curiosidad y al tener una participación activa en su propio aprendizaje.”

Un estudio reciente hecho por el instituto: Mathematica Policy Research, muestra evidencia de importancia estadística sobre el impacto del aprendizaje expedicionario en los logros de los estudiantes. El estudio descubrió que los estudiantes de enseñanza media con aprendizaje expedicionario obtienen 10 meses adicionales de crecimiento en el aprendizaje matemático, y 7 meses adicionales de crecimiento en la lectura, después de 3 años.
   

Fotografía • Lynne Zehr
Editor • Marlys Weaver-Stoesz
Traductor • Susana Cabezas

¿Tiene una historia que quiere contar?

¿Tiene una historia sobre alguien que contribuye al bien mayor de Goshen? ¡Lo invitamos a compartirla!
Cuéntenos su historia