La forma en que Goshen College se está convirtiendo en un líder en el campo de la sostenibilidad

La sostenibilidad de Goshen College • Lo Bueno de Goshen

Es medianoche, y un grupo de estudiantes de Goshen College está terminando un juego de cartas Durch Blitz en la sala de los dormitorios estudiantiles. Recogen sus cartas y caminan de regreso hacia sus dormitorios. Se dan las buenas noches, y pronto reina el silencio en el piso – con la excepción del  leve zumbido de las lámparas elevadas.

Segundos después, aún vacío el salón, las luces se apagan.

Verá, Goshen College usa “sensores de movimiento” que automáticamente desconectan la energía donde no se necesita. Este sistema de iluminación inteligente reduce en forma dramática el gasto de energía de la universidad, y por supuesto, su cuenta eléctrica mensual; esta es uno de las muchas formas en la que Goshen College se está convirtiendo en líder en asunto de eficiencia energética y sostenibilidad.

El impulso por un campus más limpio se debe en gran medida al coordinador de sostenibilidad y gerente de servicios públicos, Glenn Gilbert. Glenn es un experto en eficiencia. Desde su contratación en 1985, ha digitalizado aproximadamente el 90 porciento de la administración energética de la universidad, de modo que ahora puede monitorear el consumo directamente desde su iPad. Además, Glenn ha ayudado a la universidad a reducir el consumo de energía en forma drástica. Desde 1992, el consumo eléctrico se ha reducido en un 10 porciento y el consumo de gas natural se ha reducido en un 30 porciento. Esto no es poca cosa si se toma en cuenta que la superficie de construcción del campus, en pies cuadrados, ha aumentado en un 60 por ciento a lo largo de ese mismo período.

“Se trata de la forma en la que usamos la tecnología”, dijo Glenn. “Tenemos mayor necesidad de energía que nunca antes. Todos tienen un computador, todos los dormitorios tienen aire acondicionado, y tenemos más edificios. Sin embargo, estamos utilizando nuestra energía de modo más eficiente”.

Ecologistas antes de que fuera moda

Glenn no recuerda una época en la que Goshen College no tuviera conciencia sobre el medio ambiente. La universidad se hizo ecologista mucho antes de que esta frase fuera una consigna de moda. Según Glenn, los profesores del departamento de ciencias instruían a los estudiantes sobre la sostenibilidad desde los inicios de la década de 1950. Al adquirir el Centro de aprendizaje ambiental Merry Lea y el laboratorio de biología marina en los Cayos de la Florida en los años 1980, la sostenibilidad se convirtió en un énfasis de aún mayor importancia dentro de la cultura de Goshen College.

A pesar de que la institución siempre ha tenido conciencia ambiental, no fue hasta hace 10 años que Goshen College hizo un compromiso oficial con la sostenibilidad. En abril del 2007, el presidente Jim Brenneman firmó el compromiso ambiental de los presidentes de universidades norteamericanas (American College & University Presidents Climate Commitment) de recortar en forma drástica la huella de carbono de la universidad.  Impulsando la acción hacia esa meta nuevamente en el 2013, el presidente Brenneman anunció que la universidad empezaría a adquirir el 100% de su electricidad de fuentes de energía renovables, como la eólica y la solar. Está acción eventualmente redujo la huella de carbono de la universidad en un 45 porciento.

En los años 2015 y 2016, la fundación arbórea Arbor Day Foundation, nombró el campus oficialmente  Tree Campus USA“, nombramiento que rinde homenaje a las universidades con programans de manejo forestal efectivo que participan de metas sostenibles. Luego, en el 2016, la universidad recibió la mención honorífica de “universidad que favorece el ciclismo” por parte de la Liga de ciclista norteamericanos (League of American Bicyclists) una organización que da reconocimiento a las universidades que promueven y ofrecen un campus favorable para el ciclismo.

¿Está impresionado? Aún hay más. Los estudiantes y profesores del departamento de ciencias diseñaron y construyeron un calentador de agua con energía solar, para calentar las duchas/regaderas del gimnasio; la universidad utiliza la energía geotérmica para calentar cinco edificios; el campus mantiene 12 de sus acres con jardines de plantas nativas de la zona para reducir el recorte del césped y el uso de herbicidas químicos; y los estudiantes administran un proyecto de compostaje para reducir el desperdicio de alimento.

Y luego, está la labor dentro de las aulas. Recientemente, GC introdujo cuatro nuevos énfasis académicos relacionados con la sostenibilidad, entre ellos, una maestría y dos cursos fuera del campus en el centro de aprendizaje ambiental Merry Lea (la reserva y laboratorio de campo de la universidad de 1,189 acres) ubicado cerca de Wolf Lake, Indiana.

“Tenemos muchos educadores apasionados con el ambiente, sea que impartan esas materias o no”, dijo Glenn. “El ambiente parece abarcar todas las disciplinas”.

No es sorpresa que estas iniciativas estén atrayendo la atención a nivel nacional. Goshen College ha sido llamado una de las universidades más ambientales de norteamérica, por el Club Sierra y en la publicación Princeton Review.

El campus impulsado por la energía de las personas

El mayor recurso de energía de la universidad no es solar, ni geotérmico, ni siquiera, eléctrico. Es la gente. Glenn dice que si no fuera por las ideas brillantes de los estudiantes y el personal docente,  el campus no sería tan sostenible como lo es.

“A menudo, los estudiantes llegan a la universidad ya con una pasión por el ambiente, lo cual nos impulsa más”, dijo Glenn. “Por ejemplo, el proyecto completo de reciclaje se inició porque los estudiantes querían que se diera”.

Glenn ha apoyado a innumerables estudiantes para que tomen liderazgo en iniciativas de sostenibilidad. Ha ofrecido charlas en el campus sobre la sostenibilidad, y ha supervisado proyectos dirigidos por estudiantes, como los de compostaje y reciclaje.

Por supuesto, dice Glenn, los estudiantes a menudo tienen mucho que enseñarle a él, también. Los estudiantes abren brecha hacia un campus más verde a través del club liderado por estudiantes, EcoPAX, que tiene en forma regular, reuniones y eventos promotores de la conciencia y acción ecológica. Entre los eventos ha habido siembra de semillas, comidas compartidas, cine documental y viajes a conferencias.

Afortunadamente para la ciudad de Goshen, el impulso de la universidad hacia un futuro más sostenible no se detiene en el lindero del campus. Glenn y un equipo de docentes, estudiantes y administradores han podido extender su alcance hacia la comunidad mas amplia a través de un grupo llamado el Comité de administración ecológica (Ecological Stewardship Committee) . Fundado en el 2008, el comité dirige al campus en iniciativas para promover las prácticas sostenibles. Una de las metas centrales del grupo es la promoción de una mayor conciencia sobre los esfuerzos de Goshen hacia la sostenibilidad.

“Es obvio que ha habido un movimiento hacia la aceptación de la sostenibilidad en nuestra comunidad”, dijo Glenn. “No veo que las personas tengan opiniones contradictorias sobre el asunto, sino más bien lo veo como un montón de personas en un viaje. Y tengo satisfacción sobre  el paradero de ese recorrido”.

Por supuesto que el compromiso de la universidad con la sostenibilidad no se da sin una misión más amplia. El deseo de la sostenibilidad nace directamente de la base de fe de la universidad. Para muchos de los administradores, profesores y estudiantes, la responsibilidad ante sus recursos forma parte importante de la buena administración de la creación.

“Nuestros compromisos con la administración y sostenibilidad ecológica nacen de los valores profundamente arraigados que reconocen la afirmación en la Sagrada Escritura, ‘Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella‘ “, dijo el presidente de Goshen College, James Brenneman. “Dado el estado vulnerable en el que se encuentra nuestro planeta de origen, nosotros los humanos, creados a semejanza de Dios, cargamos con la responsabilidad única de velar por su bienestar. En Goshen College, somos llamados, ahora más que nunca, a amar y cuidar la tierra y todo lo que hay en ella para la bendición de todas las generaciones futuras”.

“ Tenemos muchos educadores apasionados con el ambiente, sea que impartan esas materias o no”.

“A menudo, los estudiantes llegan a la universidad ya con una pasión por el ambiente, lo cual nos impulsa más”.

“ Es obvio que ha habido un movimiento hacia la aceptación de la sostenibilidad en nuestra comunidad”.

fotos provistas por Goshen College

Goshen College recientemente agregó cuatro nuevos programas académicos con énfasis en la sostenibilidad.

¡Pulse los enlaces para obtener más información!

Fotógrafa de Lo bueno de Goshen • Ashley Ganger
Editora de Lo bueno de Goshen • Liz Shenk
Traductor de Lo bueno de Goshen • Susana Cabezas

¿Tiene una historia que quiere contar?

¿Tiene una historia sobre alguien que contribuye al bien mayor de Goshen? ¡Lo invitamos a compartirla!

Cuéntenos su historia